La cosmética natural elaborada de forma artesanal está cada vez más en auge debido a los beneficios que aporta a la piel, siendo una alternativa a la cosmética tradicional, ya que casi todos sus componentes son de origen vegetal. Sin embargo, hay algunos fabricantes que aprovechan esta moda y utilizan algún ingrediente vegetal en cantidades insignificantes en sus fórmulas sintéticas para así vender el producto como natural.

Entre sus ventajas, destacan las siguientes:

  • Da un especial valor a la prevención al fomentar una vida sana y una dieta equilibrada.
  • Está elaborada con ingredientes de origen vegetal con algún conservantes suave natural para garantizar una duración  máxima de un año.
  • No es agresiva para la piel.
  • Fortalece y mejora las funciones dérmicas.
  • No provoca residuos agresivos ni químicos perjudiciales para el medio ambiente, lo que conlleva una ética ecológica.
  • No incluye derivados de petróleo.
  • No contiene materias primas animales excepto la cera de abeja, ni puede ser testada en animales.
  • No incluye siliconas, parabenos, ni materia prima y aditivos sintéticos.
  • Tiene limitado el uso de emulsionantes excepto los que se obtienen de forma natural.
  • Los envases no contaminan y permiten el reciclaje.
  • Fomenta la reducción de envases y envoltorios secundarios.

Pin It on Pinterest