Hoy hablamos del aceite de zanahoria, uno de los ingredientes activos principales de nuestra cosmética, sobre todo en nuestro protector solar:

El aceite de zanahoria, es un aceite muy concentrado en caroteno, procede de la maceración de la pulpa de zanahoria en un aceite neutro. El organismo sintetiza estas moléculas para fabricar la vitamina. Protege eficazmente la piel de las radiaciones solares. Tiene un fuerte contenido en beta caroteno (provitamina A) transformada por el organismo en vitamina A, activa en el crecimiento, la visión, las defensas inmunitarias, el envejecimiento y las arrugas.
El aceite de zanahoria tiene Funciónes antioxidantes, suavizantes, de ablandamiento, curación, hidratantes, nutritiva y de reestructuración, tratamiento del acné, eczema y de la psoriasis.

Antirradicalario que protege la piel y el cabello contra los procesos oxidativos.

Realza el bronceado.

Antienvejecimiento que mejora las arrugas y la aspereza de la piel madura.

Reparador cutáneo y capilar.

Restauración de la barrera cutánea, emoliente y suavizante.

Pin It on Pinterest